NUESTRA VISION

La Misión y Visión de Centro Int'l de la Familia, Deltona.

La Misión (¿Por qué existimos?)  (¿Para qué Dios nos creó?)

El Centro Internacional de la Familia de Deltona  existe para Alcanzar, Restaurar y Edificar a las Familias de la Tierra.  El fundamento de esta misión lo encontramos en el libro de Génesis, 12.3, cuando Dios le dice a Abraham que por causa de él bendeciría a todas las familias de la Tierra.

 

CIF Deltona se establece para:

 

(AlcanzarTocar las vidas de aquellos que componen el núcleo familiar de nuestra sociedad

 

(RestaurarSanar y restituir la verdadera identidad en Cristo de hombres, mujeres y niños

 

(Edificar)   Formar creyentes en la doctrina de Jesucristo para que se multipliquen en la vida de otros.

 

El propósito (¿Cuál es la intención de alcanzar, restaurar y edificar…?)

 

Nuestro propósito es desarrollar familias fuertes que puedan prevalecer dentro de una sociedad moralmente débil y decadente.

 

Dado que la familia es una institución divina y entendiendo la importancia de ésta como el lugar donde se forma la sociedad:

 

La Visión (Cómo se cumple la misión.  ¿Qué es lo que tienes que ver para que se cumpla la misión?)

 

El Centro Internacional de la Familia ve a las personas (adultos, jóvenes, niños) como creyentes:

 

Fundamentados en las doctrinas de nuestro Señor Jesucristo.  Enseñamos y promovemos los principios fundamentales de Dios referentes a la familia para cada uno de sus integrantes.   Hebreos 6.1-2

 

Hacedores de la Palabra.  Restauramos los roles del hombre y la mujer como hijos, esposos, padres y ciudadanos.   Santiago 1.22, Filipenses 4.9

 

  Comprometidos con sus familias, con la iglesia y la comunidad.  Equipamos y capacitamos para desarrollar el potencial individual para ejercer el ministerio dentro y fuera de la iglesia local, Efesios 4.11-16.

 

Así cumplimos con la gran comisión para esta generación de “Id, y haced discípulos a todas las naciones…  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado.”  Mateo 28.19-20

 

El Compromiso

 

 El Centro Internacional de la Familia de Deltona está comprometido a preparar un cuerpo que sea dependiente de Dios, maduro y que modele la misericordia hacia los demás tal como Jesús lo hizo.  Por tanto, CIF Deltona está dedicado a:

 

 Exaltar a Dios.

 Predicar el evangelio de Jesucristo.

 Restaurar a la Familia.

 El crecimiento espiritual de sus personas—equiparlas (no al crecimiento numérico de ellas).

 La unidad del cuerpo de Cristo

 Pastor + Personas = Equipo

 

 

 

Los Valores (Lo que consideramos como muy importante para guiar nuestras acciones)

 

 Las prioridades y el estándar de comportamiento del Centro Internacional de la Familia se establecen basados en sus valores.  Los valores nos guían en la manera que servimos a Dios y a los demás.  CIF no compromete sus valores por ser estimados como muy importantes y necesarios para la realización de la misión dada por Dios para el CIF.   El mayor rendimiento de satisfacción se produce cuando cumplimos nuestros objetivos y metas basados en los siguientes valores:

 

 Oración.  En CIF,  la oración precede y permea todo cuanto hacemos.  Es lo que nos conecta a Dios.  Manifiesta nuestra confianza en Él  para realizar Su asignación.   Col. 4.2; 1 Tes. 5.17

 

 Familia. Estimamos a la “familia” como el medio de mayor influencia para nuestra sociedad y para las naciones del mundo.  Es el medio principal, creado por Dios, para perpetuar la fe cristiana y el de mayor impacto para edificar a las próximas generaciones.  Gén. 1.27; Det. 6.2, 12.28

 

 Compromiso.  Tenemos la responsabilidad de guardar fidelidad a Dios y al llamado ministerial, de cumplir diligentemente con lo revelado en la palabra de Dios y de edificar eficazmente al Cuerpo de Cristo.  Mat. 22.37, Pr.12.7, Fil. 3.14, Ef. 4.11-12

 

 Excelencia.  El reconocer que fuimos escogidos por Dios para pertenecerle a través del sacrificio de Jesucristo, nos inspira a honrarlo haciendo un esfuerzo superior en todo lo que hacemos.  Mt. 20.28; Fil. 1.9-10, 4.8

 

 Carácter.  Fomentamos el imitar las cualidades morales modeladas por Jesús.  Por tanto, nos distinguimos por validar los rasgos de buen carácter tales como respeto, justicia, perseverancia, compasión, autodisciplina, honestidad, e integridad.  2 Cor. 11.1; 1 Pe. 1.14-16

 

 Mayordomía. Entendemos que los recursos dados por Dios  son útiles para cumplir Su propósito en nosotros y expandir Su reino.  El manejo sabio y efectivo de estos recursos  nos lleva a honrar a Dios y nos permite alcanzar las metas de CIF.  Pr. 3.9; 1 Pe. 4.10

 

 Servicio.   CIF está orientado a servir a sus miembros, así como a la comunidad en general,  y no a servirse de ellos.  Es a través de la administración de los dones espirituales que le traemos gloria a Dios mientras cumplimos con nuestra asignación para estos tiempos.  Jesús no vino a ser servido, sino a servir.   Mt. 20.28; Mr. 9.35, 10.44-45; Jn. 13.14; Gl. 5.13, 6.10; Ef. 6.5-7

 

 Educación. Validamos la enseñanza de la gracia.  Promovemos el conocimiento de Jesucristo, a través de Sus preceptos e instrucciones, como vital en el desarrollo y crecimiento espiritual de cada uno de los integrantes de la familia.   Procuramos  preparar un cuerpo, dependiente de Dios,  maduro, que pueda modelar la misericordia tal como Jesús lo hizo.  Ef. 4.13-15; Dt. 11.19; Pr. 22.6; Ro. 12.2; Ef. 6.4; 2 Tim. 3.16-17; 2 Pe. 3.18

 

 Trabajo en equipo.   Promovemos la unidad en medio de nuestra diversidad y reconocemos que trabajar unidos, como un solo cuerpo, es crucial para edificar a las familias.  El trabajo en equipo aligera la carga de los demás dentro del Cuerpo, estimula la creatividad entre los integrantes,  logra éxito, reduce el esfuerzo individual, trae regocijo, desarrolla relaciones, descubre potencial y produce crecimiento y multiplicación.   Mr. 3.25;   Ef. 4.1-13; 1 Co. 3.7-10;

 

 

GALERIA DE

SERVICIOS

NUESTRA

¡BIENVENIDOS!

VISITENOS

NUESTRO